{"multiple":false,"video":{"key":"crV7zGlvna8Ychvn35240","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Un suboficial de Carabineros fue formalizado por tortura, luego que cuatro personas fueran golpeadas violentamente por un grupo de policías en la comisaría de Estación Central.

La denuncia se remonta a mayo de 2017, cuando Esteban Godoy de 22 años fue detenido tras un control policial, arresto al que el joven se resistió, mientras dos cabos en compañía de un suboficial lo arrastraran hasta un carro policial.

“Me tira al suelo, me habrá pegado unos seis palos en la espalda, en el cuello. Caigo inconsciente por el palo en la cabeza y despierto con el ahorcándome”, dijo, agregando que el uniformado le dijo “ahora te voy a tener que matar, porque me vas a acusar”.

El autor de esta brutal agresión sería el suboficial de Carabineros Francisco Arzola al interior de un vehículo institucional sin comprender el motivo del actuar policial, después de realizar unas compras en el sector de Estación Central.

Pero lo peor vendría después, ya que el joven, después de advertir al policía que lo iba a denunciar, este le contestó “pobre de ti que me acuses, porque voy a matar a tu familia y te voy a perseguir por todo Chile”, aseguró la víctima, quien además afirmó que le puso una pistola en la cabeza.

Tras el hecho Godoy concurrió hasta la PDI para hacer la denuncia, donde comprobó que el uniformado ya presentaba otras denuncias en su contra por pegarle a mujeres embarazadas y otras personas, señaló.

El uniformado se encuentra con arresto nocturno, mientras que la justicia investiga a otros diez carabineros por otros delitos similares.

Por su parte. Carabineros, a través de un comunicado, señaló que “se encuentran realizando un trabajo investigativo coordinado, respecto de la presunta participación de personal institucional de la dotación de la 21° Comisaría de Estación Central”.

Tags:

Deja tu comentario