El parlamento de Irak votó a favor de prohibir los populares juegos Fortnite y Player Unknown’s Battlegrounds (PUBG) por su influencia “negativa” en la juventud.

La prohibición fue aprobada “debido a los efectos negativos que causan algunos juegos electrónicos en la salud, cultura y seguridad de la sociedad irakí, incluidas las amenazas sociales y morales de los niños y juventud”, según se lee en la resolución.

Lee también: Niño de 12 años jugó Fortnite en exceso y terminó hospitalizado: Su madre lo encontró tirado en la cama

Tanto Fortnite como PUBG son juegos cuya dinámica se centra en la competencia battle royale, es decir, una cantidad X de jugadores que, de manera individual o grupal, son enviados a una isla donde deben sobrevivir y ser los últimos en pie.

El formato shooter de estos juegos serían parte de la preocupación de los congresistas, en un país que ha sufrido desde 2003 a la fecha una serie de guerras y conflictos armados, como la invasión estadounidense y la batalla contra ISIS.

PUBG fue desarrollado por la firma surcoreana Bluehole, mientras que Fortnite es uno de los títulos de la estadounidense Epic Games.

Lee también: Streamer de Fortnite recibió millonaria donación para superar crisis financiera

Según consigna The Guardian, el clérigo Moqtada al-Sadr, cuya coalición política tiene una fuerte presencia en el parlamento, señaló: “¿Qué ganas si matas una o dos personas en PUBG? No es un juego para la inteligencia o un juego militar que te entregue la forma correcta de pelear“.

Tags:

Deja tu comentario