Este martes, el Departamento de Justicia de EE.UU. develó una red de sobornos millonarios de familias adineradas para facilitar el acceso de sus hijos a prestigiosas universidades como Yale, Georgetown, Stanford, California del Sur, entre otras.

En la lista de los 50 acusados figuran las actrices de Hollywood Felicity Huffman y Lori Loughlin, además del chileno Agustín Francisco Huneeus Jr., conocido empresario vitivinícola radicado en California.

“Estos padres representan un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen, por ejemplo, consejeros delegados de empresas públicas y privadas, exitosos inversores financieros e inmobiliarios, dos actrices muy conocidas y un famoso diseñador de moda”, afirmó el fiscal general de Massachusetts, Andrew Lelling.

Te puede interesar: Informe del FBI reveló que empresario chileno sobornó a universidad de elite de EE.UU. para que admitan a su hija

Según la acusación del FBI, todos los involucrados pagaron un total de 25 millones de dólares en “sobornos u otras formas de fraude” entre 2011 y 2019.

Hasta ahora se han presentado cargos formales contra estas personas, incluidas responsables de las universidades, supervisores de exámenes, padres y entrenadores.

En tanto, las autoridades destacaron que los estudiantes no eran conscientes de que habían ingresado a estudiar como resultado de los sobornos ejercidos por sus padres.

Pero los datos más “sabrosos” de esta trama son otros… y este hilo de Twitter de la periodista @eslawiniplant lo explica de forma breve y didáctica: 

Tags:

Deja tu comentario