{"multiple":false,"video":[]}

En la localidad rusa de Vladivostok, una gata fue rescatada luego de viajar atrapada donde van los amortiguadores de auto, en un viaje de se extendió por más de 100 kilómetros.

Según informa RT, el conductor escuchaba los maullidos de un animal, sin embargo, él iba solo en este viaje por lo que decidió realizar una parada para investigar de dónde procedían estos “extraños ruidos”.

Fue ahí cuando la sorpresa se apoderó de él y se percató que una gata de mediana edad lo acompañaba en este trayecto, por lo que cuidadosamente sacó la rueda para poder recatarla en deplorable estado.

Debido a la suerte y capacidad de supervivencia del felino, el conductor decidió adoptarla y ahora se encuentra en perfecto estado.

Tags:

Deja tu comentario