{"multiple":false,"video":{"key":"crWQWlksYApochvn35418","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El Departamento de Justicia de EEUU anunció este lunes la imputación de delitos migratorios a once integrantes de la caravana de centroamericanos por cruzar la frontera sur con México por zonas no autorizadas.

A diez de los imputados se les acusa de un delito de “ingreso ilegal” en Estados Unidos, mientras que al undécimo, previamente deportado, se le acusa de “reingreso ilegal”.

Los inmigrantes fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza cerca del puerto de entrada de San Ysidro, en la ciudad californiana de San Diego.

Según el Departamento de Justicia, los acusados “eludieron el examen e inspección” de las autoridades migratorias ingresando a Estados Unidos “a sabiendas y voluntariamente” por puntos distintos a los designados.

“Estos once acusados afrontan cargos porque creían que estaban por encima de la ley. Aquellos que buscan ingresar en EEUU deben comprometerse con la ley, no romperla, o enfrentar un proceso penal”, dijo el fiscal federal Adam L. Braverman, del distrito sur de California.

Estos inmigrantes formaban supuestamente parte de la caravana de centroamericanos que cruzó México en las últimas semanas y que provocó la orden de Trump de militarizar la frontera con el despliegue de la Guardia Nacional.

La caravana llegó a estar compuesta por 1.500 personas y la semana pasada llegó a Tijuana (México), en la frontera con San Diego.

 

Tags:

Deja tu comentario