Gran repercusión causó este jueves un video que comenzó a circular en redes sociales, el cual mostraba a una descontrolada mujer, discutiendo con un funcionario de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) al interior del Aeropuerto de Santiago.

En el registro, que fue grabado durante la madrugada de este jueves, se escucha a Karla Richter Montecino decir “trátenme como persona. Yo soy hija de un general y ustedes me están tratando mal”.

“Soy hija de un general, qué hueá. Soy hija de un general de Concepción y me están tratando como el hoyo”, dijo frente a la mirada atónita de los testigos.

A través de su Facebook Karla Richter Montecino, protagonista del video, aseguró que “Soy hija de un general dije para proteger a mi compañera malditos bastardos y qué pasaaashhh (sic) muestren el video completo (…) Si dije que era hija de general fue porque me detuvieron junto con mi compañera y no iba a dejar que la torturaran“.

Lee también: “Soy hija de un general”: Video del escándalo en el aeropuerto tenía detrás una funa a Jacqueline van Rysselberghe

En su perfil, también estaba el video de una funa que le realizó a la senadora Jacqueline van Rysselberghe, con quien se encontró en la fila antes pasar por policía internacional, minutos antes del video que se viralizó en redes.

Pese a que luego de la ola de comentarios que generó su reacción en al aeropuerto cerró su Facebook, este viernes decidió entregar su versión en el matinal Hola Chile.

Karla aseguró que, tras la funa a la parlamentaria, “no me dejaron subir al avión. Tuve que comprar mi pasaje nuevamente (…) Nos tomaron detenidas (junto a su amiga). Fue una detención ilegal, no me pidieron ni el carnet de identidad”.

Se estaban llevando a mi compañera y yo me volví loca. Como otra chica gritó ‘¡Soy hija de un general!’ y la soltaron, yo hice lo mismo”, agregó.

Además, la involucrada afirmó que, durante su detención en el terminal aéreo, “me desnudaron, estoy toda moreteada”.

Respecto a su comportamiento, explicó que no está pasando por buen momento, debido a una grave situación de la que fue víctima. “Soy una trabajadora social, y si estoy así, es porque hace tres semanas me violaron”, contó.

Richter acusó que está siendo “perseguida por agentes del Estado. No sé por qué quieren funarme de esa forma”. Es por esto que decidió no presentar una denuncia ante la justicia, ya que “no confío en las policías. Me voy a asesorar por las feministas. Estoy consultando con algunas organizaciones para que me apoyen”.

 

Tags:

Deja tu comentario