Con motivo de cumplirse el 209° Aniversario de la Primera Junta Nacional de Gobierno, la Dotación de la Base Naval Antártica “Arturo Prat” desarrolló una ceremonia para conmemorar tan importante acontecimiento patrio.

La ceremonia se desarrolló a las 08:00 horas del día 18 de septiembre, en el frontis de la Base, bajo una sensación térmica de -10ºC y una temperatura de -4ºC, un clima adverso, pero no imposible para efectuar el desarrollo de la ceremonia, evento muy significativo para la Dotación, ya que se encuentran lejos del continente desde el 22 de noviembre de 2018.

Es en esta instancia, donde a pesar de estar alejados de sus seres queridos, se llenan de orgullo al estar efectuando soberanía en estas tierras tan inhóspitas y observan flamear con gallardía nuestro pabellón nacional este 18 de septiembre en el continente blanco.

Una vez iniciada la ceremonia con el izamiento del Pabellón Nacional, el Comandante de la Base Naval Antártica “Arturo Prat”, Capitán de Corbeta OM Sr. Engelbert Mori Larenas, procedió a dar lectura a un discurso dirigido a su Dotación, en el que pudo expresar que “han transcurrido 209 años desde aquel 18 de septiembre de 1810 y hoy nos encontramos en estas tierras antárticas con la consigna de materializar la presencia de Chile en este territorio, estoy convencido que este sacrificio se fundamenta en su vocación de servicio y entrega a la patria.

Chile tiene intactas reservas morales que se hacen presentes en las horas de prueba, lo que permite alentar una profunda fe en los futuros destinos del país. De esas fuerzas la Armada como institución compacta y organizada, está llamada a cumplir un rol preponderante.

“No olvidemos que los padres de la patria, entregaron sus amores, sus anhelos y esperanzas en generoso gesto, para formar los pilares fundamentales de la vida de nuestro pueblo.

“En los días de paz veneramos su recuerdo y en reconocimiento al sacrificio que ellos hicieron, hagamos más grande el Chile que ellos formaron. Basta para ello cumplir con las obligaciones que el deber nos impone, manteniendo una lealtad a toda prueba y haciendo caso omiso de los sacrificios que tengamos que soportar.

“El legado de los grandes patriotas que cimentaron el camino de la independencia de Chile, debe ser el ejemplo a seguir, con el firme propósito de contribuir al engrandecimiento de esta hermosa tierra.

“Finalmente, oportuno resulta este momento para renovar, desde este continente blanco, el compromiso de mantener nuestra bandera siempre flameando orgullosa, mostrando al mundo la clara determinación de los chilenos de defenderla y conservarla inmaculada, dado que representa el símbolo sagrado de nuestra nacionalidad”.

Tags:

Deja tu comentario