{"multiple":false,"video":[]}

En Brasil se produjo un insólito hecho mientras un grupo de actores interpretaban la escena de crucifixión de Jesús en marco de Semana Santa en el municipio de Nova Hartz. Al momento de la representación, uno de los interpretes que personificaba a un soldado romano, se prestaba para perforar con una lanza la costilla de Jesús ya crucificado.

En este instante, uno de los asistentes interrumpió abruptamente la obra, saltando sobre el romano y golpeándolo en repetidas ocasiones con un casco. Según testigos, el sujeto gritaba que no dejaría morir a Jesús.

Los demás artistas presentes intentaron controlar al atacante, quien tras la golpiza desapareció entre la multitud de más de mil personas presentes como público, según informó O Globo.

Cabe destacar que el actor agredido resultó con leves lesiones, pero más que nada se mostró confundido ante este irracional actuar.

 

 

Tags:

Deja tu comentario