{"multiple":false,"video":[]}

Un extraño caso de violencia de pareja ocurrió en Detroit, Estados Unidos, luego que un grupo de ardillas atacara a un hombre quien perdió dos dedos y una de sus gónadas.

La responsable de este acto habría sido la expareja del hombre, quien habría sido domadora de leones, entrenó a las ardillas para perpetrar el ataque en contra de su expareja en un parque de la ciudad.

El afectado, según informa Publimetro, escuchó a la mujer en unos arbustos cercanos dándole órdenes a los roedores. Esto, vino a confirmar sus sospechas de que fue víctima de al menos una docena de ataques previos.

La mujer ahora podría recibir una dura pena que se alzaría hasta los 65 años de presidio.

Tags:

Deja tu comentario