{"multiple":false,"video":[]}

Un hombre de 70 años que padecía de fibrosis pulmonar tuvo la oportunidad de despedirse de su perro pocos momentos antes de morir. Todo esto gracias a la ayuda de las enfermeras que lo atendían en el Hospital Ninewells, Escocia.

Peter Robson había comentado a su familia que su gran pesar era no poder decirle adiós a “Shep”, su mascota de raza collie. Sin embargo, gracias a la petición expresa de las enfermeras hacia la institución, esta reunión excepcional pudo llevarse a cabo, desatando la emoción entre los presentes.

Ashley Stevens, nieta Robson, fue quien publicó un breve video e imágenes de este tierno encuentro, agradeciendo también a los funcionarios del recinto médico por esta noble acción.

 

Tags:

Deja tu comentario