{"multiple":false,"video":[]}

El pasado jueves 24 de mayo, el Banco de Chile sufrió un robo histórico mediante un ciberataque.

Hackers que se cree provienen de Asia o Europa del Este, sustrajeron unos 10 millones de dólares a través de cuatro transacciones en el sistema Swift del Banco, sin afectar a clientes del mismo.

De hecho, las transacciones fraudulentas eran más, y superaban los US$20 millones, pero el banco habría logrado detener la mitad de este monto.

Según consigna La Tercera, el dinero que no han logrado recuperar habría llegado a Hong Kong y por lo mismo, Banco de Chile informó de la situación a la policía de dicho territorio perteneciente a China, informando que ingresaron unos US$8,5 millones y 2 millones de euros.

Bajo este escenario, la policía de Hong Kong clasificó el caso como lavado de dinero.

Según detalló nuestro medio asociado, abogados explicaron que la situación en Hong Kong se llevaría a cabo bajo la jurisdicción del país donde ocurrió el delito y que, como está regido por el Partido Comunista, se tiene un control y conocimiento profundo de lo que pasa al interior del país, incluyendo las transacciones que allí se realizan. Lo anterior contribuiría a mejorar la investigación sobre el destino del dinero chileno.

Aunque Hong Kong es considerado un paraíso fiscal, su judicatura es seria y corresponde iniciar el proceso penal contra estos hackers, aunque por el momento desde el Distrito 3 de la policía del país asiático, han informado que “no ha habido arrestos”.

 

 

Tags:

Deja tu comentario