{"multiple":false,"video":{"key":"csnbX8YWiPrSchvn37608","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Durante este miércoles, el Senado de Argentina ha protagonizado un histórico en torno a la legalización del aborto libre, una iniciativa que ya aprobada en la Cámara de Diputados pero cuya votación en la Cámara Alta se prevé adversa, en medio de multitudinarias manifestaciones a favor y en contra a las puertas del Parlamento.

El debate, que se inició a media mañana, se prevé que se prolongue hasta entrada la madrugada de este jueves, cuando el proyecto sea sometido a la votación del cuerpo, de 72 miembros.

Los recuentos con base en las posiciones que han adelantado los propios senadores vaticinan que la iniciativa será rechazada por 38 votos contra 31 a favor de la aprobación y una abstención (un senador aún no se pronunció y otro está ausente del debate.

Actualmente, la ley argentina sólo permite el aborto cuando el embarazo es fruto de una violación o peligra la vida de la madre.

La iniciativa en debate, que fue aprobada por Cámara de Diputados el 14 de junio pasado en una ajustada votación, garantiza el aborto dentro de las 14 semanas de gestación “con el solo requerimiento de la mujer”.

Uno de los principales argumentos de quienes apoyan que el aborto sea “seguro, legal y gratuito” es que en Argentina se producen supuestamente unos 500.000 abortos clandestinos al año, una cifra que han objetado numerosos especialistas que comparecieron en la Cámara Alta.

Las organizaciones “provida” consideran que el aborto es “un fracaso social” y avasalla el derecho a la vida del niño por nacer y piden a los parlamentarios que respeten “las dos vidas”.

Los colectivos que representan a ambas posiciones se concentraban en los alrededores del Congreso, en Buenos Aires, con multitudinarias movilizaciones a la espera de la votación, una vigilia marcada por la lluvia y los pañuelos verdes -a favor del proyecto- y celestes -en contra del aborto-.

Si el proyecto es aprobado por el Senado, se convierte en ley y Macri ya ha adelantado que la promulgará.

Si es aprobado pero con modificaciones, deberá retornar a Diputados para un nuevo debate, pero si es rechazado por el Senado la iniciativa no podrá ser presentada nuevamente para su tratamiento hasta las sesiones del próximo año.

Tags:

Deja tu comentario