{"multiple":false,"video":{"key":"cr4v5LfTJ5uechvn31559","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En un hospital público se equivocaron y practicaron una cesaría a una mujer que aún no estaba en el término de su embarazo.

Pasados seis meses desde el nacimiento del niño, el panorama para esta familia es muy complejo, mientras se encuentra conectada un tubo de oxígeno, mientras sus pulmones terminan de desarrollarse.

Todo ocurrió en el Hospital de Melipilla, donde Mariana Correa, madre del pequeño Luis, quien relata que en dependencias del centro asistencial le indicaron que se había pasado de fecha.

“Yo le dije que tenía parto para el 11 de julio y ahí me dijeron que me iban hacer una ecografía, porque lo primero que me pasé por la cabeza era que mi hijo venía mal”, dijo la madre.

El traumático episodio ha significado para esta mujer de 26 años una gran inversión, ya que solo viven con la asignación familiar de sus tres hijos.

“Son $30 mil 200 pesos. Si el papá del chico no nos da no comemos, nada más”, dice la joven quien dice que siente impotencia, ya que no puede trabajar porque debe permanecer junto al recién nacido, quien necesita muchos cuidados debido a su condición de prematuro.

César Araos, Administrador Municipal de Melipilla, afirmó que “pediremos una investigación a causa de esto para ver qué responsabilidades hay”, destacando que están apoyando permanentemente a la madre.

Tags:

Deja tu comentario