{"multiple":false,"video":{"key":"cr7NRhvfo2i6chvn32027","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El desprendimiento de una parte del glaciar Grey, situado en el parque nacional Torres del Paine, “puede transformase en una amenaza”, según declaró el glaciólogo Ricardo Jaña, del Instituto Antártico Chileno (Inach).

“En estos instantes, el hielo se ve compacto y consistente, pero se transforma en una amenaza, ya que se desplazará y fragmentará en pedazos menores”, señaló Jaña.

El desprendimiento, ocurrido este lunes, se produjo en un sector denominado lengua Este, en el frente del glaciar, un área “relativamente confinada y que tiene un frente bastante regular” con un ancho de 800 metros y que se encuentra al lado de un sector rocoso conocido como “la isla”.

“Desde allí se desprendió este témpano de aproximadamente 350 por 380 metros”, indicó el glaciólogo, quien precisó que se trata de un bloque de unas dimensiones “mucho más grandes a las normales”.

“Esta es una situación esperada, pero lo más singular y anecdótico es que es un témpano de dimensiones mucho más grandes, lo cual llama notablemente la atención”, subrayó.

El experto agregó que recientes imágenes captadas el pasado 2 de noviembre mostraban una protuberancia del frente donde no existía ningún apoyo en ambos lados.

“Por lo tanto, se transformó en una zona de inestabilidad, lo que probablemente le habría dado la libertad de desprenderse como un gran bloque”, agregó el experto.

Un témpano flotante en un lago normalmente va a la deriva o es arrastrado hasta un sector de la barra, pero dadas las dimensiones del lago Grey, de alrededor de trece kilómetros de largo por nueve de ancho, el témpano se podría transformar en un obstáculo para la navegación si se disgrega en pedazos más pequeños.

Tags:

Deja tu comentario