El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó dos querellas ante el 7° Juzgado de Garantía de Santiago en contra de Carabineros, por los casos de la actriz María Paz Grandjean y el activista de DD.HH., Cristóbal Yessen.

Las acciones legales interpuestas buscan determinar las responsabilidades de la institución por situaciones de torturas y/o apremios ilegítimos en contra de ambas víctimas, en situaciones que se dieron durante las manifestaciones sociales.

Lee también: Investigan posible fraude en compra de balines por parte de Carabineros

Además, en ambas querellas se solicita al Ministerio Público que realice todas las diligencias pertinentes para la adecuada investigación del delito.

Entre ellas que se inicie una investigación a través de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones, en la que Carabineros entregue los antecedentes que disponga relacionados a los dos hechos y de que se oficie al Servicio Médico Legal (SML) para que se realicen peritajes psicológicos y físicos a la víctima.

Foto: Juan Moya / La Tercera

Los casos

El viernes 18 de octubre, día que marcó el inicio del crisis social a nivel nacional, la actriz María Paz Grandjean recibió un disparo de un perdigón directamente en su rostro, luego que se encontrara con las protestas al salir de la función de su obra “La Pérgola de las Flores” en el Centro GAM.

Producto del impacto, el rostro de la artista quedó desfigurado y tuvo que ser atendida en un centro de salud. De acuerdo al INDH, su caso se enmarca en términos jurídicos como un delito de apremios ilegítimos.

Lee tambiénMaría Paz Grandjean anuncia querella contra Carabineros: “Lo que quiero es justicia y saber quién me disparó”

Diez días más tarde, el ex boxeador y activista de derechos humanos, Cristóbal Yessen Suazo, fue detenido por personal policial tras un control de identidad en la calle Mac Iver. Posteriormente fue trasladado en un vehículo policial por más de dos horas, donde sufrió insultos y golpes, los que fueron certificados días más tarde por el Colegio Médico.

Su caso, por los antecedentes descritos, es considerado por el organismo como una situación de torturas.

Tags:

Deja tu comentario