Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bHGA4p","duration":"00:01:20","type":"video","download":""}}

Sequías interminables, olas de calor frecuentes e intensas, tormentas extremas, en fin. Las consecuencias de la #EmergenciaClimática que AHORA padece la Tierra están frente a nuestra vista cada día, pero pocos están dispuestos a sacarse la venda de los ojos para ver como agoniza la humanidad, y con ella, gran parte de los seres vivos en el planeta.

Entonces, sólo te pido un favor, lee a conciencia las siguientes líneas que, de seguro, confío, te ayudarán a visualizar lo que está pasando. Por favor, son sólo unos minutos.

Te puede interesar: El síndrome de la rana hervida: ¿Por qué no actuamos con la urgencia que requiere el cambio climático?

“El cambio climático tendrá consecuencias devastadoras para las personas en situación de pobreza. Incluso en el mejor de los casos, cientos de millones se enfrentarán a la inseguridad alimentaria, la migración forzada, las enfermedades y la muerte. El cambio climático amenaza el futuro de los derechos humanos y corre el riesgo de deshacer los últimos cincuenta años de progreso en materia de desarrollo, salud mundial y reducción de la pobreza”.

Con estas palabras empieza su informe sobre cambio climático y pobreza el relator especial de Nacional Unidas, Philip Alston. El personero agrega que “no faltan las voces de alarma sobre el cambio climático, pero parece que hasta ahora no se han escuchado”.

“El cambio climático amenaza con consecuencias verdaderamente catastróficas en gran parte del mundo y los derechos humanos de un gran número de personas estarán entre las víctimas. Con mucho, la mayor carga recaerá sobre los pobres, pero de ninguna manera serán las únicas víctimas. Hasta la fecha, la mayoría de los organismos de derechos humanos apenas han comenzado a lidiar con lo que augura el cambio climático. Sin embargo, a medida que una crisis en toda regla se apodera del mundo, continuar como si nada pasara es una respuesta que invita al desastre”, razona el relator de la ONU.

Lee también: “Cambia el clima”: Iniciativa llama a los ciudadanos a aportar con ideas para enfrentar el cambio climático

“Un aumento de solo 1,5 grados Celsius en lugar de 2 grados podría significar reducir hasta en 457 millones el número de personas vulnerables a los riesgos relacionados con el clima, rebajar en diez millones las personas expuestas al riesgo de aumento del nivel del mar; frenar la exposición a inundaciones, sequías e incendios forestales; limitar el daño a los ecosistemas y reducciones en alimentos y ganado; reducir a la mitad el número de personas expuestas a la escasez de agua; e impedir hasta 190 millones menos de muertes prematuras a lo largo del siglo”, señala el experto, cuyo informe trata sobre cómo el cambio climático afecta a los derechos humanos.

Según el Banco Mundial, con 2 grados de calentamiento, entre 100 y 400 millones de personas más estarán en riesgo de pasar hambre, además, entre mil y 2 mil millones ya no tendrán suficiente agua. El cambio climático podría dar lugar a pérdidas en el rendimiento mundial de los cultivos del 30 por ciento para 2080, incluso si se toman medidas para adaptarse a él.

Además, entre 2030 y 2050, se espera que cause aproximadamente 250 mil muertes adicionales por año a causa de la desnutrición, la malaria, la diarrea y el estrés por calor. Dado que las personas en situación de pobreza en gran parte no tienen seguro médico, el cambio climático exacerbará las crisis de salud que ya empujan a 100 millones de personas a la pobreza cada año.

Desde el año 2000, las personas en los países pobres han muerto a causa de desastres a una tasa siete veces mayor que en los países ricos. Además, las autoridades tienen una historia de priorizar las áreas más ricas para la protección, poniendo en peligro a las personas que viven en la pobreza.

 

Tags:

Deja tu comentario