{"multiple":false,"video":[]}

Una insólita competencia se llevó a cabo en la localidad de Murcia en España, donde por segundo año consecutivo el ingeniero Teodoro García se coronó como campeón del mundo en el lanzamiento del “cuesco de aceituna”.

La competencia consiste en lanzar con la boca el hueso de este fruto lo más lejos posible, algo que solo García pudo conseguir, superando los 12 metros y quedándose con su corona de ganador.

El campeón entregó su testimonio a la agencia internacional de noticias Efe, donde reveló que su secreto 2es utilizar la oliva de Cieza”, producto local de Murcia y que facilitaría lograr más metros al momento de escupir el cuesco.

 

Tags:

Deja tu comentario