{"multiple":false,"video":{"key":"crRJftpqzrzwchvn34724","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El proceso migratorio en nuestro país ha tenido un explosivo aumento, enriqueciendo nuestra cultura de un modo casi inesperado. Sin embargo, los inmigrantes enfrentar distintas barreras en múltiples aristas sociales, siendo una de las más importantes el área de la salud.

Barreras de comunicación y de distintas patologías son lo que complican la atención médica de las comunidades inmigrantes en Chile, especialmente de haitianos, quienes tienen un lenguaje nativo muy distinto al nuestro.

Primero que todo, hay que derribar ciertos mitos entorno a los inmigrantes. Según especialistas, las patologías que ellos presentan son similares a las que existen en Chile y, además, hay que considerar que la mayoría de los extranjeros son jóvenes, por lo que muchas veces cuentan con una salud extraordinaria.

San Bernardo es la comuna que registra la mayor cantidad de inmigrantes, sobre todo haitianos. Es por eso que en el Hospital el Pino se contrató a Lynise Romain, haitiana que trabaja como traductora, permitiendo una comunicación fluida y clara entre pacientes de tal nacionalidad y médicos chilenos.

Sin duda alguna esa es una medida que debería ser adoptada por todos los centros médicos del país, adaptándose a una sociedad más diversa de cara a este nuevo Chile.

 

Deja tu comentario