{"multiple":false,"video":{"key":"crYPGumgX60Ichvn35686","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Las políticas públicas no dan abasto para las múltiples necesidades de las comunidades migrantes en el país. Este es el caso de un padre haitiano que quedó viudo en Chile con seis hijos que alimentar y criar.

Tras tener un parto complicado, la ciudadana haitiana falleció, dejando a los niños solos con su progenitor y una chilena que cuida a los menores, supliendo parcialmente las necesidades de los pequeños de una madre a su lado.

“Lo que quiero es que los ayuden a ellos, que los vean, los conozcan y vean cómo los pueden ayudar, porque yo tampoco sé”, dice María Millapán, vecina del padre de los niños en Estación Central.

María era amiga de la madre y está dispuesta a asumir el cuidado de los menores, quienes quedan bajo su cuidado mientras su padre trabaja en Lo Valledor. Sin embargo, dice no poder hacerlo sola y pide ayuda.

“Traerlos a mi casa, no tengo problema, pero dónde los duermo”, dice, aludiendo a su pequeña vivienda.

Según el padre, viven a penas en dos piezas pequeñas, por las que paga más de $150 mil, dejando escaso margen para financiar otras necesidades.

El municipio de Estación Central señaló que ya tomó contacto con el ciudadano haitiano y manifestaron que están dispuestos a apoyarlo.

Tags:

Deja tu comentario