{"multiple":false,"video":{"key":"oUNL0M9M3V","duration":"00:03:01","type":"video","download":""}}

Tras una reunión que sostuvo el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, con cinco decanos y directores de las facultades del campus Juan Gómez Millas, se anunció una investigación sumaria y la creación de una comisión de seguridad, para tomar medidas inmediatas ante dos hechos de violencia que se han denunciado en el último tiempo.

El primero de estos fue la agresión que sufrió Polette Vega, estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Chile que fue atacada por encapuchados el pasado 10 de julio, por militar en una organización de centroderecha.

Lee tambiénA un año de la ley de bolsas plásticas: Gobierno busca implementar economía circular

Según relató a CHV Noticias, todo ocurrió cuando vio que un grupo de encapuchados hombres y mujeres se enfrentaban a personal de Carabineros.

“Uno preguntó en en voz alta ‘¿quién es la facha? ¿quién es de la centroderecha universitaria?”. Presentí que estaba en peligro, y le digo, “yo soy la facha, ¿qué me vai a hacer?”. Camino hacia él, y en eso aparece una mujer de la nada, encapuchada también, y me empieza a empujar varias veces y me bota contra una pared de una construcción“, contó la joven.

A su caso se suma a la agresión que sufrió el hijo de la diputada PPD Cristina Girardi, quien fue víctima de una brutal golpiza con hebillas de cinturón, patadas y puñetazos por parte de cerca de ocho encapuchados cuando estaba en un estacionamiento.

Lee tambiénFavorecerá a más de 600 mil personas: Comienza el pago de los $14 mil por la colusión del confort

En el lugar, el estudiante quedó con fracturas en la mano, en la nariz y un trauma encéfalo craneano. Esto, según su familia, producto de una confusión: los agresores pensaban que el joven los estaba grabando.

“No sabemos qué hubiera pasado si la polola no llega… Hubo un ensañamiento brutal, porque fueron varios los que lo atacaron, le dieron una paliza con cinturones y además lo amenazaron: le advirtieron que lo iban a volver a agarrar. Fue un acto de cobardía“, relató la parlamentaria a La Tercera.

Frente a estos casos, la Superintendencia de Educacion Superior pidió a la casa de estudios que el informe sobre las medidas que adoptarán para salvaguardar la integridad y el derecho a la educación de los estudiantes, señalando que la responsabilidad de la institución es garantizar el desarrollo normal de las actividades académicas.

Tags:

Deja tu comentario