{"multiple":false,"video":[]}

Un estudio realizado por el Instituto Noruego de Salud, reveló que el consumo de alcohol entre ricos y pobres genera efectos diferenciados en la salud.

¿Cómo esto? Pues bien, según la publicación científica, el consumo de alcohol incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en personas de clase baja, pero no representa el mismo peligro para los individuos de los grupos socioeconómicamente favorecidos, según informó RT.

De acuerdo a los datos arrojados por el estudio, que incluyó a 200.000 noruegos, las personas más pobres o con menos ingresos económicos que consumen alcohol en forma esporádica, sufren más daños que las personas de clase media o alta que tienen el mismo grado de exposición al alcohol.

“Este efecto ha sido calificado por los investigadores como la “paradoja del alcohol”, y consideran que la posición socioeconómica es relevante debido a que la combinación de comportamientos, hábitos y susceptibilidades pueden influir en la salud de los individuos”, destacó el mismo medio.

Tags:

Deja tu comentario