{"multiple":false,"video":[]}

De acuerdo con radio BíoBío, el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, investiga actualmente al hijo de la presidenta de la República, Sebastián Dávalos Bachelet, por los presuntos delitos de estafa y emisión de boletas falsas, en lo que constituiría la última arista del “caso Caval”.

Igualmente las indagatorias apuntan a un eventual ocultamiento de información por parte del Servicio de Impuestos Internos (SII).

La presente investigación se abrió luego de una querella por estafa interpuesta por el empresario Gonzalo Vial Concha, quien pagó cerca de mil millones de pesos a Caval por informes que habrían sido plagiados o de escaso valor.

También se indagan informes y asesorías por un total de $17.777.000, cobrados a través de boletas emitidas tanto por Dávalos como por la directora de Caval, Sol Herreros.

Las indagatorias caen como un balde de agua fría para la nueva defensa de Dávalos, encabezada por el abogado Antonio Garafulic, quien ha solicitado su sobreseimiento en la causa principal por negociación incompatible, tráfico de influencias, uso de información privilegiada y cohecho, delitos por los que Dávalos aún no ha sido formalizado.

 

Tags:

Deja tu comentario