{"multiple":false,"video":[]}

La policía y la fiscalía de Constanza han recibido mil llamadas y 200 correos electrónicos con posibles pistas sobre el desconocido que ha colocado productos envenenados en estanterías de supermercados y exigido varios millones de euros a cambio no repetir su acción.

Esta ha sido la respuesta ciudadana después de que ayer la policía y la fiscalía hicieran público el chantaje ante su “extraordinaria relevancia” y pidieran la colaboración de los alemanes.

La policía ha reconocido que por el momento no tiene ninguna pista sólida sobre la identidad del autor o autores del chantaje.

Las fuerzas de seguridad consideran real el riesgo de la amenaza porque en el correo electrónico en el que anunció su chantaje, recibido el 16 de octubre por la policía y las cadenas amenazadas, se advertía de que ya había colocado botes de comida de bebés envenenados y se daban indicaciones concretas sobre cuántos y dónde.

EFE

Tags:

Deja tu comentario