{"multiple":false,"video":[]}

Las isapres tienen un plazo de 90 días para comenzar a cubrir las prestaciones derivadas de la ley de aborto, que despenaliza la interrupción del embarazo en tres causales.

El ministerio de Salud, en conjunto con una mesa técnica, están trabajando en la codificación de las prestaciones asociadas al aborto para Fonasa, lo que incluiría exámenes previos, intervención y acompañamiento.

La iniciativa, promulgada por la presidenta Bachelet el pasado 14 de septiembre, deberá contar contener un programa en el sistema privado.

De este modo, una vez que el sistema público proponga un arancel, pasa a formar parte del contenido mínimo del plan de salud, que es objeto del contrato de salud con una aseguradora privada, tal como explicó El Pulso en una publicación.

Tags:

Deja tu comentario