{"multiple":false,"video":[]}

Un revelador relato fue el que la fotógrafa y cineasta Carmen Luz Parot publicó en su cuenta de Facebook, donde desclasifica una experiencia personal inédita con el ex senador Jaime Guzmán, asesinado en abril de 1991 fuera del Campus Oriente de la Universidad Católica, donde dictaba clase y también escenario donde transcurre esta historia.

En el texto, Parot comienza recordando sus días de estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica a mediados de la década de los 80, donde tuvo clases con el fundador de la UDI, quien tuvo un especial discurso al iniciar una de las cátedras a las que asistió, según narró la documentalista.

“Lo primero que dice Guzmán es que ve “muchas” mujeres (éramos como 10) y que recomienda que salgamos y tomemos con otro profesor porque lo que él enseña es muy difícil para el débil cerebro femenino porque es sabido, no usamos bien la lógica”, escribió en la red social.

La narración continua con las razones lanzadas por Guzmán para justificar su invitación a las mujeres a dejar su curso, ya que, según contó, era probable que “reprobemos porque él generalmente reprueba mujeres y que, en fin, nuestra cabeza no está en los grandes temas”.

Tras contar esto, Carmen Luz Parot dijo que cinco mujeres salieron de la sala, mientras que “la otra mitad nos quedamos sentadas desafiantes mientras él nos dice burlón algo como: Bueno, si así lo quieren a lo más pasarán con un cuatro”.

En medio de la historia un detalle llama la atención, ya que involucra al actual ministro del Interior, Andrés Chadwick, ayudante en esa época de Guzmán y a otros dirigentes de centro izquierda.

“Entre los alumnos, una mayoría gremialista q se convertiría en UDI como Chadwick, se contaban connotados futuros funcionarios de la Concertación, ‘luchadores sociales’ por la democracia”, contó.

El relato impacta, sobre todo en el contexto social de no a la discriminación y violencia contra la mujer que vivimos actualmente en Chile, y que, incluso esta tarde de viernes convocó a una marcha para protestar contra “la cultura de la violación” y el acoso sexual en las universidades chilenas, tras la toma de alumnas en diversas facultades, la más emblemática, la ocupación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Es precisamente en este contexto que la fotógrafa compartió esta experiencia de vida, manifestando toda su solidaridad “a la lucha que están dando los alumnos por cambiar el discurso, el actuar y las estructuras machistas” que reinan en el país, dijo.

 

Tags:

Deja tu comentario