{"multiple":false,"video":{"key":"csj0UGkBLUNGchvn37121","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Este viernes, el Juzgado de Garantía de Rancagua decretó prisión preventiva para el sacerdote Óscar Muñoz, ex vicecanciller del Arzobispado de Santiago, imputado por abuso sexual reiterado y estupro.

Según la Fiscalía, el sacerdote, que además estaba a cargo de recibir las denuncias de abuso en la Iglesia chilena, ejerció presión física y psicológica de forma reiterada, y además cometió abuso de poder entre los años 2011 y 2012.

José Andrés Murillo, víctima de Karadima y director de la Fundación para la Confianza, habló con CHV Noticias y aseguró que esta detención confirma que en la Iglesia chilena existe “una cultura del abuso y el encubrimiento, que llega a la raíz misma”.

“Hay un grupo de la Iglesia que está en contra del abuso, que ha sido bastante fuerte y está formado también por personas de la sociedad civil. Este grupo se enfrenta a esta otra facción, que está trabajando por el abuso y el encubrimiento desde su estructura”, señaló.

“El hecho que él fuera el encargado de tomar las denuncias y custodiar documentos sensibles acerca del abuso sexual, simplemente confirma que hay una cultura que es necesario cambiarla radicalmente”, agregó.

Revisa la entrevista completa en el video adjunto.

Tags:

Deja tu comentario