{"multiple":false,"video":{"key":"coPURIOTjyv8chvn9300","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El pasado miércoles, Verónica como todos los días dejó su celular encima de su cama. Cerca de las 4 de la mañana se despertó, porque su pieza estaba llena de humo. Cuando pudo descubrir de dónde provenía, se dio cuenta que era su celular el que había explotado.

El aparato había quemado las sábanas, el colchón y parte de la pared. El celular Samsung modelo Grand estaba completamente inutilizable. La afectada sólo atinó a echarle agua para poder detener el tóxico humo.

Desde la empresa, aseguraron que esperan poder solucionar a la brevedad este problema e investigar los motivos de esta reacción del aparato.

Tags:

Deja tu comentario