{"multiple":false,"video":{"key":"crXGo71I7Rg6chvn35530","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Fernanda Sandoval denunció a través de su Facebook que en el Hospital de Quilpué dos doctores se negaron a practicarle un aborto bajo la segunda causal debido a que eran objetores de conciencia.

La joven exige una explicación, ya que tuvo que soportar fuertes dolores hasta el momento de la muerte del feto. Según explica, ella debía practicarse este aborto por inviabilidad fetal, luego de que tras una ecografía le dijeran que su bebé no podría sobrevivir por falta de líquido amniótico.

Según afirma, una doctora se negó a administrarle la última dosis del medicamento necesario, alargando su agonía y vulnerando sus derechos como mujer.

Tras los cambios en la Ley de Aborto en tres causales, se deberán revisar protocolos de objeción de conciencia, ya que se ha hecho recurrente que no sean respetados.

Por parte del hospital desmintieron estas acusaciones, asegurando que Fernanda fue atendida y que le hicieron los procedimientos en el tiempo adecuado, apuntando a que la problemática podría apuntar a una falta de comunicación con la paciente.

Fernanda Sandoval no descarta acciones legales contra el centro hospitalario en cuestión.

 

 

Tags:

Deja tu comentario