{"multiple":false,"video":[]}

Los familiares de un joven que aparentemente había fallecido vivieron una dramática situación en la localidad de Tingo María, en Perú.

Mientras estaban en pleno velatorio, se dieron cuenta que el joven de 24 años estaba con vida, por lo que debieron abrir el ataúd para que respirara.

El hombre, identificado como Watson Franklin Mandujano Doroteo, había sido derivado al Hospital de Contingencia, en Tingo María, luego de presentar fiebre y escalofríos por una endodoncia mal realizada en una clínica dental.

Tras varias horas, el joven fue declarado muerto en el recinto asistencial, por lo que se procedió a realizar su responso fúnebre.

Sin embargo, cuando lograron abrir el féretro, los médicos detectaron que en realidad nunca estuvo fallecido, sino que estuvo sedado por medicamentos.

Luego del lamentable episodio, el hombre fue trasladado a un centro médico, donde falleció pocos minutos después.

Tags:

Deja tu comentario