{"multiple":false,"video":{"key":"crE8aJmp3t6Ichvn32940","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Ámbar Quezada, es una joven de 18 años que hace cuatro que padece de anorexia y ahora decidió entregar su dramático testimonio.

Asegura que durante este tiempo no ha tenido vida social, por lo que ha perdido amistades, vida escolar y todo lo que conlleva. “Mi cuerpo no era capaz”, expresó.

Sobre esta complicada enfermedad, indica que “es una forma de suicidarse lentamente”. Incluso su madre, declaró que “le he dicho que nos suicidemos las dos”.

Gran parte del tratamiento ha sido en el sector privado, por lo que acumulan varias deudas a nivel familiar. Sin embargo, quieren seguir dando la pelea para ganarle a esta enfermedad.

“No quiero seguir perdiendo el tiempo”, finalizó la joven.

 

Tags:

Deja tu comentario