{"multiple":false,"video":{"key":"cryOV5jgzavOchvn30811","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En el año 2012 Carolina Elgueta quiso borrarse un tatuaje, por lo que aprovechó una oferta en internet, para una clínica estética en Puerto Montt.

Sin embargo, ya en la segunda sesión no pudo aguantar los dolores, de este tratamiento que se realiza con un láser. Producto de esto fue hasta una urgencia, donde le indicaron que tenía quemaduras grado dos.

Tras este lamentable episodia, la afectada decidió interponer una demando contra la Clínica SMER, la cual finalmente ganó. La justicia dictaminó que la empresa debía pagarle una suma de 30 millones de pesos.

Al consultarle a la empresa por lo ocurrido, declaró que dicho caso ocurrió durante una administración anterior, sin embargo, se han mostrado abiertos a poder solucionar cualquier inconveniente que haya ocurrido en el pasado.

 

Tags:

Deja tu comentario