{"multiple":false,"video":{"key":"crQA8tBKuboUchvn34570","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El pasado viernes un grupo de jóvenes que asistieron a un concierto de K-Pop, denuncian que fueron víctimas de una violenta estampida en la que resultaron con severas lesiones. Acusan una mala organización por parte de la productora Time 4 Fun Bizarro.

Karen Reyes, es una de las tantas afectadas por el hecho, y señaló que “solo veía pasar gente sobre mi” y que incluso sintió el ruido de uno de sus huesos quebrándose. Karen quedó con su clavícula fracturada y debe operarse de urgencia, por lo que estará cerca de tres meses sin poder trabajar.

Quienes estuvieron presentes, señalan que las personas que tenían entrada VIP de aproximadamente $180 mil, fueron llevados a una sala para amenizar la previa del concierto. Sin embargo, denuncian que el lugar no estaba acondicionado para tal cantidad de gente.

Al momento de la apertura de las puertas, se produjo esta estampida en la que incluso algunas jóvenes sufrieron desmayos y asfixia. Sumado a ello, denuncian que el personal de la productora no les prestó ayuda en ningún momento.

Por su parte, la productora en cuestión explicó que este caos se debió a un grupo de asistentes que no respetó el orden y que, al contrario de lo que indican las víctimas, ellos acompañaron en todo momento a las personas lesionadas.

 

Tags:

Deja tu comentario