{"multiple":false,"video":[]}

Un tribunal marroquí prohibió a una ciudadana hacerse “selfies” en los que no aparezca su esposo o sus hijos, y publicarlos en cualquier red social, luego de un juicio que recoge el diario electrónico “alyaoum24.com”.

La decisión fue tomada por el Tribunal Rabínico de Primera Instancia en Casablanca, que se ocupa de asuntos civiles de la comunidad judía marroquí.

Según el juez, la esposa no solo debe abstenerse de los “selfis” individuales, sino que está obligada también a no frecuentar clubes de deporte mixtos, ni tener relaciones de amistad con “personas ajenas (a la familia) ni mujeres divorciadas”.

“Los dos esposos se comprometen a dejar sus teléfonos móviles y sus cuentas de Facebook abiertas y cada uno de ellos tiene el derecho de consultarlos”, se lee en el texto del veredicto.

Actualmente quedan en todo Marruecos menos de 3.000 judíos, casi todos concentrados en la ciudad de Casablanca, después de haber formado una de las mayores comunidades del mundo árabe, con cientos de miles de personas, en los años treinta y cuarenta del pasado siglo.

Tags:

Deja tu comentario