{"multiple":false,"video":{"key":"cr0Gvtrr4aM6chvn31063","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Un guardia del Centro de Justicia fue detenido por impedir el acceso de una jueza sin identificación al edificio, quedando formalizado tras haber sido acusado de agresión por parte de la magistrada.

“Ella hizo uso de su poder y mi hijo pasó toda la noche en un calabozo”, señaló la madre del guardia, quien fue denunciado de maltrato por parte de la autoridad, tras negarle el acceso al edificio.

“Tengo entendido que ella lo empujó y Miguel le dijo que no iba a entrar porque tenía que identificarse igual”, agregó la madre.

Finalmente, Miguel Ángel Ordenes fue formalizado por atentado contra la autoridad. Sin embargo, no se pudieron acreditar las supuestas lesiones de la jueza, ya que el fiscal no pudo certificarlas, quedando en libertad mientras dure la investigación.

El conflicto generó controversia por las críticas que ha recibido el recinto, donde se llevan a cabo las audiencias de formalización, producto de los controles de ingreso donde incluso Chilevisión Noticias denunció hace algunas semanas la facilidad con la que se puede ingresar al edificio con un arma.

Tras la denuncia, la seguridad se incrementó y se chequeaba a cada persona que entraba, excepto los funcionarios del Centro de Justicia, quienes se saltaban el control portando su tarjeta de identificación.

Varios cuestionaron el actuar de la magistrada, puesto que el guardia, dijeron, solo cumplía con su trabajo.

“Está lejos de ser un atentado contra la autoridad, porque la jueza no estaba ejerciendo su cargo. Ella no puede tener un ingreso preferente, señaló el abogado Ramón Sepúlveda.

No obstante, Elgor Aguirre, penalista privado, la jueza tuvo toda la razón en protestar. “La jueza fue víctima de un proceso totalmente abusivo, porque se está realizando una discriminación totalmente arbitraria”, señaló.

Tags:

Deja tu comentario