{"multiple":false,"video":[]}

El pasado viernes Jonathan Castellari, de 25 años, y su amigo Sebastián Sierra volvían de una fiesta y pasaron a comer a un local de comida rápida de Buenos Aires.

En este momento, estos jugadores de los “Ciervos Pampas Rugby Club” comenzaron a vivir un infierno. “Estábamos esperando nuestro pedido, haciéndonos chistes, riéndonos de lo sucedido durante la noche. Hablábamos entre nosotros. En ese momento entró un grupo de 8 chicos, de contextura grande, y notamos que estaban alcoholizados. Nos miraban, hacían chistes, se reían de nosotros”, comentó Sierra al sitio Infobae.

Pero la situación no terminó ahí: “Decidimos salir con Jonathan a fumar un cigarrillo y esperar que se fueran. Él salió primero y vi que uno de estos pibes lo abrazó y se lo llevó. Instantáneamente se metieron los demás a pegarle. Le pegaron mucho. Quise pararlos y no pude. Ligué yo también, pero nada en comparación a lo que sufrió Jonathan. Cuando lo soltaron lo agarré como pude y justo una enfermera del Sanatorio Güemes estaba tomando un café y le dio los primeros auxilios”.

Tras su internación de urgencia en una institución de salud, María Rachid, titular del “Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo CABA” comentó que “lamentablemente su situación es delicada. Recién nos informaron que lo van a intervenir quirúrgicamente porque podría perder un ojo”.

En tanto, Gastón Llopart, abogado de Sebastián Sierra, detalló que mientras lo golpeaban, le gritaban: “Te vamos a matar por puto”.

Tags:

Deja tu comentario