{"multiple":false,"video":{"key":"crL3CoNEByEUchvn33878","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La justicia chilena decidió reabrir las indagatorias por más de 500 casos de adopciones ilegales, ocurridas entre 1973 y 1990.

El juez Mario Carroza ordenó que una Brigada de Inteligencia de la PDI investigue las denuncias de niños que fueron sacados al extranjero, a países como Estados Unidos, Italia, Suecia, entre otros, en base a engaños.

Según las denuncias realizadas por la ONG “Nos Buscamos”, por lo general se trataba de madres de escasos recursos, que eran engañadas acerca de la salud de sus recién nacidos y en algunos casos, les decían que habían fallecido.

También se investigarán los documentos que tendría Telma Uribe, asistente social investigada por enviar los niños fuera de Chile.

Tags:

Deja tu comentario