{"multiple":false,"video":{"key":"csiJzdvsRXeechvn37026","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Los doce niños y su tutor que quedaron atrapados hace más de dos semanas en una cueva del norte de Tailandia, y de los que hoy solo quedaban por rescatar cinco, forman parte del equipo de fútbol juvenil “los jabalíes salvajes”.

Su tutor a cargo es un hombre de 25 años que logró fortalecerse como entrenador. Ekapol Chantawong, o Ake nació en Birmania, se quedó huérfano de padre y madre siendo muy joven y se trasladó a vivir con su abuela. Fue el único sobreviviente de su familia cuando los afectó una epidemia respiratoria.

Antes de ser entrenador pasó cerca de 10 años en el monacato budista. En el 2015 cuando en la escuela Mae Sai Prasitart se creó el equipo de fútbol. Según consigna The Washington Post, el pasado 23 de junio Ekapol quedó a cargo de éste.

 

  • EL PERDÓN A LOS PADRES

Tras una jornada de entrenamiento, el técnico llevó a los niños a una excursión a la cueva donde quedaron atrapados. Ekapol pidió desde la cueva perdón a los padres de los niños.

“A los padres de todos los niños, ahora están bien, el equipo nos atiende bien. Prometo cuidarlos lo mejor que pueda, quiero agradecer a todos su apoyo y pedir una disculpa a los padres”, fue el mensaje de Ekapol.

Por su parte, los padres de los pequeños le respondieron que cuando salga tendrá que ayudar a cuidar su corazón.

Tags:

Deja tu comentario