{"multiple":false,"video":[]}

El caso de la enfermera Cora Weberg ha impactado a la sociedad norteamericana, luego que fuese detenida por la policía, tras ser acusada de contagiar intencionalmente a varios pacientes con hepatitis C.

La denuncia fue hecha por dos personas que fueron atendidas en el Good Samaritan Hospital, en la localidad de Puyallup, en Washington, donde la mujer trabajaba.

Según informaron medios como el diario Clarín de Argentina y Fox News, el hecho quedó al descubierto cuando personal del centro asistencial comenzó a notar que medicamentos contra esta enfermedad habían desaparecido.

Según informó la policía, Cora Weberg usaba la misma jeringa con la que se trataba para inyectar a otros pacientes con su sangre contaminada.

El principal conflicto es que, a pesar que existen dos personas que denuncian el hecho, se desconoce si la “enfermera del terror”, como fue bautizada la profesional por los medios norteamericanos, logró contagiar a más personas, sin que ellas ahora tengan conocimientos de su condición médica.

 

Tags:

Deja tu comentario