{"multiple":false,"video":{"key":"cscjM80IwdQmchvn36136","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La historia de una chilena que fue adoptada por una pareja de italianos, quienes se arrepintieron y la abandonaron, ha causado conmoción en el país.

Se trata de Evelin Camporeale Russo quien a sus 13 años fue adoptada desde el Instituto de Colonias y Campamentos en la Quinta de Tilcoco, región de O’Higgins.

Contó su historia a la Revista Paula, a la periodista Alejandra Matus, quien conoció su situación en el 2006.

“No es justo lo que me pasó a mí, lo que les pasa a otras personas, lo que les hacen a otros niños solo porque uno no tiene familia (…) la culpa son de las madres que abandonan”, afirmó a La Mañana de CHV.

 

  • “ADOPCIÓN FALLIDA”

 

En el 2003 al ser adoptada, la pareja se llevó a la menor a Italia donde tuvo problemas de conductas y se escapaba de sus padres adoptivos.

La madre pidió a un juez que la menor regresara a Chile, sin embargo, el Sename no la recibió y responsabilizó a sus tutores.

Tras esto, Evelin terminó en un hogar en Tricase sin familia, ni patria legal, a la espera de cumplir 18 años y teniendo una condición de “inmigrante ilegal”.

 

  • DURO RELATO

 

“Los profesores que me cuidaban (en el hogar de menores de Tricase) juntaron plata y me dieron dinero para ir en bus a Roma. Yo quería ir a la capital, pero cuando llegué no tenía adónde ir ni conocía la ciudad. Dormí varios días en el terminal de buses, hasta que con un mapa que encontré empecé a ubicarme y me fui a un hostal”, recordó en conversación con Revista Paula.

Recordó que consiguió trabajado lavando platos y que le daban comida. Luego conoció a un joven, estuvieron como pareja cinco años y fue mamá.

Actualmente Evelin trabaja en un hogar de ancianos, además, estudia un curso técnico, comenzará su práctica en junio y practica boxeo. Su hija cumplirá 8 años y asegura que la pequeña es la razón de su existencia.

“¿Por qué hacerle daño a un niño? Tendrían que darle amor y hacerlo crecer bien, no hacerlo mal y hacerles pasar otros problemas (…) si tendrían que hacerme justicia… casi imposible”, reflexionó.

Tags:

Deja tu comentario