{"multiple":false,"video":[]}

Una arriesgada maniobra aérea realizó un piloto de la aerolínea alemana Air Berlín, tras dar una vuelta completa por el aeropuerto donde estaba a punto de aterrizar, poniendo en riesgo a más de 200 pasajeros que se encontraban a bordo de la aeronave.

La maniobra, respondió no fue más que “una vuelta de honor”, según aseguraron desde la aerolínea, que dejará de entregar servicio de vuelos internacionales, luego que el grupo Lufthansa comprara por 210 millones de euros la mayor parte de la compañía, que se había declarado insolvente a mediados de agosto, según informó EFE.

“Queríamos hacer una señal, un adiós digno y emotivo”, reconoció un piloto de la empresa a medios internacionales, mientras que el responsable de la acción fue sancionado.

 

Tags:

Deja tu comentario