{"multiple":false,"video":[]}

Supuestamente la respuesta se conocería en seis meses más, pero finalmente, y tras 18 días, la Contraloría se pronunció respecto al polémico nombramiento de Pablo Piñera, hermano del Presidente, al puesto de Embajador en Argentina.

El documento de la Contraloría, determinó que “esta Entidad Fiscalizadora se abstiene de emitir el pronunciamiento solicitado”, dejando finalmente la situación en nada.

Los argumentos expresados consisten en que “si bien el Presidente de la República anunció su intención de nombrar como embajador ante Argentina a don Pablo Piñera Echeñique, lo que motivó la presentación formulada por los diputados señalados, con posterioridad el Jefe de Estado tomó la determinación de suspender y más tarde desistir de dicha designación”.

El dictamen fue publicado el 9 de mayo, mismo día en que Contraloría anunció el no ajuste a derecho del protocolo de Objeción de Conciencia, por lo que había pasado muy desapercibido.

Tags:

Deja tu comentario