{"multiple":false,"video":[]}

Desde este primer fin de semana de enero, las trabajadoras alemanas podrán conocer el sueldo de sus compañeros varones que realicen el mismo trabajo, debido a una ley de transparencia aprobada en marzo pasado por el Parlamento, con el objetivo de reducir la brecha salarial.

Esta normativa, destinada a fomentar la transparencia en las estructuras salariales, entrega el derecho a los empleados, tanto hombre como mujeres, a pedir información sobre el sueldo que perciben sus colegas del sexo opuesto que realizan el mismo trabajo o actividades similares.

“Es una cuestión de justicia que en nuestra sociedad y en nuestro mundo laboral exista paridad entre hombres y mujeres”, señaló la ministra de Familia, Manuela Schwesig.

Las empresas con más de 200 trabajadores deberán facilitar a la persona que lo solicite información sobre el sueldo de otros empleados, aunque sin revelar salarios concretos, sino únicamente la mensualidad media bruta de al menos cinco colegas del sexo opuesto con el mismo tipo de trabajo.

Por su lado, las empresas con más de quinientos empleados deberán además examinar regularmente su estructura salarial y el cumplimiento de la paridad en los sueldos e informar de ello en documentos accesibles a todos los empleados.

Según el Ministerio, en Alemania los hombres cobran en promedio un 21 % más que las mujeres; incluso en el caso de personas con cualificaciones formales y un perfil idéntico, la diferencia salarial sigue siendo del 6 %.

Tags:

Deja tu comentario