{"multiple":false,"video":[]}

En medio de la polémica por la modificación del protocolo de objeción de conciencia de la Ley de aborto, la Clínica Universidad de los Andes se sumó a la Red de Salud Christus UC y a la Clínica Alemana de Osorno como objetores de conciencia en las tres causales: riesgo de la madre, inviabilidad fetal y violación.

Con este cambio en la legislación, las instituciones privadas podrán declararse objetoras con esta medida sin perder los convenios que tengan vigente con el Estado.

Los recintos que decidan no practicar abortos deberán garantizar la atención inicial y el traslado hacia otro establecimiento a la paciente.

A través de un comunicado en su página institucional, la clínica informó que “de conformidad con lo dispuesto en el artículo 119 del Código Sanitario, incorporado por Ley N° 21.030, que regula la despenalización del aborto en tres causales, la Clínica Universidad de los Andes deja constancia de su objeción de conciencia institucional en relación con la interrupción voluntaria del embarazo en las tres causales que contempla dicha ley”.

Además, explicaron que “al hacer uso de esta facultad legal, Clínica Universidad de los Andes honra uno de sus valores fundacionales, que es la protección de la vida humana, desde su concepción hasta su término natural”.

A los recintos de salud mencionados anteriormente también sumaron los hospitales Parroquial de San Bernardo, de Panguipulli y de Pucón.

Tags:

Deja tu comentario