{"multiple":false,"video":[]}

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, informó este miércoles que el postnatal de seis meses redujo considerablemente el número de licencias médicas maternales, y, en tanto, las tasas de lactancia materna exclusiva para niños han tenido un aumento en la región de casi 2 puntos porcentuales, pasando de un 41% a 43%.
La autoridad sanitaria manifestó que, según estadísticas de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez de la Región Metropolitana (Compin), después de la aprobación “del Postnatal de 6 meses, proyecto impulsado por el Gobierno de Sebastián Piñera, las licencias maternales para niños de menos de un año se han reducido considerablemente, de 22 mil a menos de 100 permisos mensuales”.
Oyarce entregó esta información en la “Feria de Lactancia Materna” que se desarrolló en el frontis de la Estación Central, oportunidad en la que la Seremi de Salud Metropolitana y los Servicios de Salud, la Junji, nutricionistas, entre otros, conmemoraron la “Semana Mundial de Lactancia Materna”.
El objetivo de la actividad fue, según manifestó Rosa Oyarce, “acercar a las personas información concreta y verídica sobre los beneficios de la lactancia materna hasta el sexto mes de vida de los niños y niñas, técnicas de amamantamiento, métodos de extracción y conservación de la leche materna”, entre otros.
Los especialistas recordaron que la lactancia materna tiene beneficios tanto para el niño, la madre y la familia y la sociedad.
La lactancia materna entrega al niño una nutrición óptima, permite una mayor protección inmunológica y menor frecuencia y severidad de infecciones.
Además, la leche de la mamá es de fácil digestibilidad, da mejor crecimiento físico y desarrollo mental, mejor organización sensorial, patrones afectivos-emocionales más adecuados, más desarrollo intelectual, con un coeficiente intelectual 3 a 5 puntos en promedio más alto. Del mismo modo, mejora el desarrollo dento-maxilar y facial, y beneficia al niño porque disminuye la frecuencia y severidad de trastornos alérgicos en el 1er año de vida.
En tanto, para la madre la lactancia le permite recuperar su peso; ayuda a perder la grasa ganada durante el embarazo, previene el cáncer de mamas y ovario; fortalece la autoestima materna; establece el apego madre niño; proporciona satisfacción emocional a la madre y menor costo económico.
Para la familia y sociedad ese alimento refuerza los lazos afectivos familiares; previene el maltrato infantil, disminuye tanto la mortalidad infantil como las enfermedades infantiles como enfermedad diarreica aguda (EDA), infecciones respiratorias agudas (IRA), anemia precoz y alergias.

Deja tu comentario