{"multiple":false,"video":[]}

Una madre fue condenada a siete días de cárcel luego de negarse a que los funcionarios de salud vacunaran a su hijo de 9 años.

Se trata de Rebecca Bredow, que vivía en el condado de Oakland, Estados Unidos, junto al menor, quien quería recibir la vacuna.

Por tal razón, la custodia del niño fue entregada temporalmente al padre, mientras la madre cumple la sentencia en prisión.

Al momento de entregarsu veredicto, la jueza del condado de Oakland, Karen McDonald, indicó que la mujer no respetó el acuerdo al que había llegado con el padre en noviembre de 2016, esto en relación a que el menor sería vacunado, pero algunas inyecciones se verían retrasadas.

A través de una entrevista consignada por Emol, la madre afirmó: “Siento que mis derechos como madre me han sido arrebatados (…) Cada padre tiene una opción, pero también tenemos el derecho a que nuestra voz sea escuchada. Entonces, ¿por qué automáticamente se ponen del lado del padre que quiere las vacunas?”.

 

Tags:

Deja tu comentario