{"multiple":false,"video":[]}

Un estremecedor caso quedó al descubierto este martes, luego que se conociera la condena para una madre, que prostituyó a su hijo de apenas diez años.

La justicia de Alemania la condenó a 12 años y medio de presidio, por abusar y comercializar sexualmente a su hijo a través de la “darknet” o internet profunda, donde los usuarios mantienen su anonimato.

El menor habría sido abusado por decenas de hombres que pagaron para mantener relaciones sexuales con él, con lo que esta mujer estaba lucrando.

Pero no solo ella fue condenada por este delito, sino que también su pareja, un hombre de 39 años, que también participaba de este negocio.

Según indicaron los medios locales, el pequeño fue abusado sexualmente por al menos dos años.

Tags:

Deja tu comentario