{"multiple":false,"video":{"key":"crXmVlRmnceichvn35466","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El próximo 29 de mayo se realizará en Malasia el juicio contra dos jóvenes chilenos involucrados en la muerte de una persona, arriesgando, de acuerdo con la legislación de ese país, a ser condenados a pena de muerte.

Una compleja situación que está revisando el consulado de Chile y la Cancillería, con el fin de poder ayudar a los chilenos que podrían ser enviados a la horca.

Felipe Osiadacz y Fernando Candia, ambos de 28 años, se encuentran detenidos en ese país hace siete meses, después de una pelea con un ciudadano local en el lobby del hotel donde se hospedaban.

La autopsia realizada a la víctima evidenció que el hombre había consumido droga, lo que habría influido en el paro cardiaco que hizo caer al sujeto al piso, mientras discutía con los chilenos.

La justicia de Malasia determinó que, a pesar de los antecedentes, los connacionales habrían cometido homicidio, quedando detenidos en la cárcel de Sungai Buloh, una de las más grandes y peligrosas del mundo, según consignan medios internacionales.

La abogada a cargo de la defensa de los jóvenes ya se encuentra en contacto con sus familiares e intentando legalmente rebajar la pena bajo el delito de “homicidio involuntario”, eliminando el dolo en el hecho y sacando a los chilenos que se encuentran a un paso de la muerte.

Al respecto, el senador Francisco Chahuan, amigo de la familia, explicó que “hemos hecho el llamado tanto al embajador de Malasia en Chile, con la gente de la Cancillería en su oportunidad, pero todavía hace falta asegurar que las garantías procesales de los dos chilenos se ejerzan con plenitud”, agregando que tiene la plena convicción que ellos son inocentes y que actuaron en legítima defensa.

 

 

Tags:

Deja tu comentario