foto: agencia uno

Para el mediodía de este lunes 11 de marzo, diversas organizaciones convocaron a una manifestación en las afueras de las oficinas de Enel Distribución, ubicadas en Alonso de Ovalle con Avenida Santa Rosa, Santiago.

Esta protesta, dicen sus organizadores, tiene como propósito evidenciar el descontento ciudadano respecto a la instalación de los polémicos “medidores inteligentes”, aparatos que deberán ser costeados por los consumidores.

Lee también: El didáctico hilo de Twitter que te explica paso a paso toda la trama detrás de los “medidores inteligentes”

“Vamos a ir con todas las organizaciones ciudadanas que están adhiriendo, y ahí vamos a permanecer sacando firmas, y vamos a demostrarle a la empresa que también los ciudadanos tenemos respuesta“, comentó a Cooperativa el presidente de la agrupación ciudadana Aquí la Gente, Ernesto Medina.

La controversia se da luego de la publicación de una investigación de CIPER, donde se detalla que la Ley 21.076, aprobada en enero de 2018, establece que los medidores y empalmes pasarán a ser propiedad de las empresas y que los usuarios tendrán que pagar por las máquinas a través de las tarifas.

Tags:

Deja tu comentario