{"multiple":false,"video":{"key":"crYjf43LpC5ochvn35593","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El pasado 2 de mayo entró en vigor la nueva restricción vehicular, tanto para móviles catalíticos como no catalíticos, medida que terminó por indignar a los dueños de autos sin convertidor, quienes acusan discriminación del Estado ya que, cada vez menos, pueden circular por las calles de la capital.

Salvattore Placencio es dueño de uno de los 35 mil autos que circulan sin convertidor catalítico que circulan por la Región Metropolitana, los que representan un 2% del parque automotriz de la ciudad. Pero desde el pasado miércoles su Renoleta de 1984 ya no puede circular, una problemática que afecta a más de 700 vehículos sin sello verde, quienes ya anunciaron una marcha para el próximo 27 de mayo, bajo el nombre “La Marcha de los Restringidos”.

¿Qué persiguen con esta movilización que calificaron de pacífica? Conseguir un permiso especial para circular o volver al antiguo régimen de restricción.

“Queremos conversar con el Ministerio de Transportes, tener una reunión para plantear nuestro problema y la forma en que nos está afectando”, señaló Salvattore Placencio.

 

Tags:

Deja tu comentario