{"multiple":false,"video":{"key":"crRGNu2SAdMuchvn34719","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La medicina regenerativa es una práctica cada vez más utilizada para mejorarse con mayor rapidez de distintas lesiones o para enfrentar enfermedades que aquejan el cuerpo. Mediante la extracción de plaquetas, sangre o células madre, uno mismo se puede transformar en “su propia farmacia”.

Con la alta tasa de respuesta positiva, la medicina regenerativa se posiciona como una buena alternativa para tratar lesiones y enfermedades sin mayores efectos adversos y con mejorías rápidas que persisten con el tiempo.

Con una muestra de sangre de 60 ml, o con la obtención de tejido diposo o medula ósea, se pueden obtener las células madre necesarias para este tratamiento, las cuales pueden multiplicarse y ser criogenizadas para un uso posterior.

Este tipo de medicina puede ser aplicado a cualquier persona, apuntando actualmente a terapias celulares a enfermos de artrosis y parkinson.

 

Tags:

Deja tu comentario